-- web fondo con letras.jpg
web titulo expo.png
-jaenweb mapa 1630 Andalucía.jpg

siglo XVII

1630 (1632) Andalucía

 Ficha Cartográfica 

 

    

 

Andalucía. Mapas generales. 1630 (1632)

Título:

Andaluzia / Petrus Kærius Cælavit

Datos matemáticos:

Escala [ca. 1:2.700.000]. Escala gráfica de 12 Leucæ Hispanicæ [= 2,5 cm]

Publicado: 

Ámsterdam : Jan Evertsz Cloppenburch

Descripción física:

1 mapa : grab. ; 18,5 x 25,5 cm

Materias/s:

1. Mapas generales

Autores:

I. Mercator, Gerhard II. Keere, Pieter van der III. Hondius, Jodocus IV. Cloppenburg, H. Jan Evertsz

Signatura del original:

Institut Cartogràfic de Catalunya (Barcelona), RM 27257 (Edición de 1632)

Instituto Geográfico Nacional (Madrid), 43-A-38 (Edición de 1632)

Signatura:

ECA1988118799

 Destacados 

Se enmarca dentro de la nueva cartografía holandesa en los siglos XVI y XVII, cuando esta ciencia experimentó un gran desarrollo.

Es una nueva versión del atlas de Mercator-Hondius.

La ciudad de Jaén aparece identificada como “Iaen Mentesa aut Virgaon alva”.

 El panel mostrado en la exposición 

1630 (1632).jpg

Vemos que sigue con el dibujo sencillo y con encanto para ubicar los principales núcleos de población y el relieve montañoso. De Jaén poco hay que destacar que no se haya dicho en el mapa anterior (Andalusía et Granada, 1628). En la costa de Cádiz nos marca el estuario del Guadalquivir que popularmente se conoce como Las Marismas, y un poco más al sur aparece el nombre de Las Almadrabas para la pesca del atún. En la misma provincia pero en el sur aparece la Turdetania y el nombre de Strabón.

Jaén viene identificada como “Iaen Mentesa aut Virgaon alva” según Index geographicus europaeus de Johann H. Steffens es un lugar de la Hispania Bética a orillas del Guadalquivir en Andalucía no lejos del monte mayor. Dato que toma de Plinio. “Mentesa” es la Guardia, lugar muy cerca de Jaén que destacó en la etapa visigoda siendo sede episcopal.

La nueva cartografía holandesa en los siglos XVI y XVII. En la época de los grandes descubrimientos geográficos (siglos XV-XVII) la cartografía experimentó un gran desarrollo, debido a los viajes de exploración por los distintos continentes. Las nuevas tierras descubiertas necesitaban una representación en la cosmovisión del momento. Cualitativamente, los mapas experimentaron innovaciones por causa de la invención de diversos instrumentos técnicos como la brújula, el telescopio... Comerciantes y mercaderes, en su interés por conocer nuevas rutas, provocaban una creciente demanda de conocimientos geográficos que potenciaron la difusión de la Cartografía. En la Europa de la Edad Moderna, la ciudad de Amberes fue el centro de la cartografía a partir de la segunda mitad del siglo XVI, coincidiendo con el auge político y mercantil de los Países Bajos. La ciudad estaba bajo soberanía española, y era uno de los principales puertos del Imperio. Con las guerras emprendidas por la Monarquía Hispánica contra los rebeldes flamencos, muchos de ellos abandonaron los Países Bajos españoles (actual Bélgica) y se refugiaron en las protestantes Provincias Unidas, trasladándose también el centro de la cartografía europea de Amberes a Ámsterdam. En el atardecer del siglo XVI y durante la mayor parte del XVII, serán cartógrafos como Mercator, Ortelius y Blaeu quienes asegurarán que los Países Bajos fueran el centro indiscutible en la producción de mapas. Hay que tener en cuenta la cantidad de grabadores, impresores, editores y libreros que había asentados en Holanda para elaborar una cuidada cartografía. Muchos de los mapas que confeccionaron algunos de estos cartógrafos e impresores utilizaban planchas anteriores, que eran retocadas y modificadas, multiplicándose el número de las ediciones que vieron la luz. En muchos casos, se hicieron diversas ediciones con textos en distintos idiomas: latín, francés, español, neerlandés...

 

Bartolomé Jiménez Patón

De este tiempo tenemos un texto de Jiménez Patón (1569-1640) humanista, gramático que nos dejó escrito sobre Jaén… “hay inestimables huertas que enriquecen a sus dueños con los frutos que le rinden de lino, cáñamo, y hortalizas, preciosas y regaladas frutas … Susténtase mucho número de gente pobre trabajando en la labor, y rica con las rentas que le dan … De la bondad, y abundancia de las carnes resulta un particular trato, comercio y mercadería en esta Ciudad, y es la mucha, y estimada corambre que en ella se adoba, y labra, a que ayuda la bondad de las aguas, y por esta causa hay gran número de tenerías, que son miembros de hacienda muy considerable en ella. Hay mercaderes de cordobanes, y toda suerte de corambres muy hacendados, ricos de dinero, y caudalosos de bienes…”.

 

Gerhard Kremer (1512-1594)

Entre los varios autores consignados en este plano destaca el de Gerhard Kremer (Gerard Mercator, 1512-1594), que ha pasado a la posteridad como una de las figuras más influyentes en la concepción moderna de representación de mapas y planos, encontrando solución, por ejemplo, al problema de la confección de cartas marinas relativo a la representación de las loxodrómicas, es decir, líneas que cortan los meridianos en un ángulo constante.